0

Leyendas de Ourense: El vino de Larouco

Publicado por el .

Uno de  los productos más famosos de las Tierras Altas de Ourense es el vino, que tiene gran fama e historia… y también leyenda.

 

Cuentan que desde tiempos romanos se sabía que el vino de Larouco no era para cualquiera y dicen los que saben que es porque tiene la mágica propiedad de permitir a quien lo toma conocer el futuro.

Dicen que sólo un hombre, un ermitaño,  sabía hacer el vino mágico y lo compartía nada más que con el cura de la comunidad… nadie conocía a ciencia cierta los efectos de esta bebida pero si sabían que cuando ocurría una catástrofe o alguna situación terrible, el ermitaño y el cura actuaban como si ya supieran lo que iba a pasar.

La curiosidad hizo que un joven de Chavean se acercara hasta la casa del hombre que fabricaba el vino y se quedó vigilándolo para descubrir su secreto… tuvo la oportunidad de meterse en la finca del hombre y le robó una botella de vino.

Contento con su hazaña convidó a sus amigos quienes dijeron que el vino tenía un sabor extraño… no feo… extraño… el efecto del vino no se hizo esperar y todos compartieron la visión de una inundación y un hombre con el ojo tapado que era arrastrado por la crecida.

Los amigos no pudieron reconocer al hombre de la visión pero todos dijeron que era tuerto, tampoco pudieron reconocer el lugar de la crecida ni supieron decir cuándo sucedería… lo cierto es que poco tiempo después de una tormenta, el río Navea inundó las tierras y se enteraron que un vecino de Casteligo había sido muerto por la inundación.

Este pobre hombre tenía el ojo tapado y era quien los amigos habían visto… su asombro hizo que comentaran la experiencia y que esta historia llegar a los oídos del Conde de Lemos y del Abad de Montederramo, quienes mandaron a todos sus hombres a buscar al cura y al ermitaño, pero cuando llegaron ambos habían desaparecido.

Foto Vía: Flickr por anpena

Te puede interesar

Escribe un comentario