0

Lo que no debemos perdernos en Ourense

Publicado por el .

Las poblaciones con río como Ourense casi siempre tienen una explicación sobre su origen y crean puentes sucesivos en el fluir del tiempo.

Desde los cimientos romanos de la Ponte Vella hasta el último Ponte Milenium transcurren dos mil años en un minuto. La ciudad ocupa exactamente la margen izquierda del río Miño. La derecha es el barrio de A Ponte, vinculado a la historia ferroviaria de este importante nudo de comunicaciones. Con todo, el Ourense antiguo está ligeramente separado del río. En la filigrana animada de sus calles y plazas singulares como la Praza do Ferro, Praza do Trigo, o el Eironciño dos Cabaleiros encontraremos los principales monumentos históricos.

La Catedral de San Martiño conserva el aire primitivo de estructura fortificada con elementos posteriores, añadidos hasta en época reciente como la escalinata de acceso a la puerta principal que oculta el Pórtico do Paraíso. Las puertas laterales son de antigua y bella contemplación. En el ala norte se encuentra la Capela do Cristo, cuya imagen en el retablo barroco es uno de los emblemas de la ciudad.

En la Plaza Mayor, cuadrilátero inclinado de casas con soportales, domina la Casa do Concello y al lado el Museo Arqueológico en el antiguo Palacio Episcopal. En lo alto de la escalinata lateral se sitúa la Igrexa de Santa María Madre que exhibe en la fachada cuatro blancas columnas primitivas de una basílica.

Por detrás del ayuntamiento, otros edificios históricos; y bajando un poco más daremos con los Manantiales de As Burgas, de obligada visita. Aunque el dicho popular afirme que las aguas hierven, tan sólo alcanzan una temperatura de 67º con un caudal de tres cientos litros por minuto. Además de su propio jardín, existen outros espacios verdes de mayor entidad en las proximidades como son la Alameda y, de especial configuración botánica, el Xardín do Posío.

En la parte alta de la ciudad, el Convento de San Francisco y el Cemiterio contiguo son uno de los lugares de tranquilo y ourensano discurrir. El edificio muestra un singular claustro de columnas pareadas y capiteles ricamente ornamentados. La Igrexa de San Francisco fue trasladada al Parque de San Lázaro, centro de la vida moderna.

Foto Vía: gettyimages.com

Te puede interesar

Escribe un comentario