2

Nuevos proyectos en turismo rural

Publicado por el .

Rescatadas del olvido gracias a la iniciativa y apoyo de organismos gubernamentales, pequeñas aldeas de Galicia se transforman en centros de atracción para el turismo rural con un entrañable contenido.

santo-andre1

Según un estudio calificado, en el año 2007 había más de mil doscientos pueblos gallegos completamente deshabitados; esto es, abandonadas sus casas y calles por cualquier ser viviente. Pequeñas aldeas, antiguos núcleos poblacionales que al desaparecer sus últimos habitantes quedaban condenados al olvido.

Pero ya no será así; ayuntamientos, empresarios y la vocación de muchas personas están logrando que esos lugares de ensueño vuelvan a la vida de la mano del turismo rural.

Couso, cerca de Sarreaus, es uno de ellos: este mismo año ha recibido más de dos mil visitantes durante los fines de semana. Actualmente se ha transformado en un centro turístico rural con restaurante, cafetería, rutas de senderismo, coto de caza y horno de leña, y eso que siempre fue visto por los de Tarrazo y otros lugares cercanos, como una villa de difícil acceso y origen mítico: la familia del tío Nacoretas, un personaje dueño de dos molinos. Uno de sus descendientes se decidió a recuperar el lugar que se muestra ahora para el disfrute de todos los amantes del turismo rural.

Otros pueblos rehabilitados son Lugar dos Devas, del municipio de Covelo (Pontevedra), cinco casas que se han destinado, una a restaurante, y las otras para habitaciones, y se están programando otros tres, A Cortiña (Castrelo do Val), Santo André (Rairiz de Veiga) y Saa (Vilar de Santos), todos en Ourense.

La antigua aldea de Santo André, ubicada en el municipio de Rairiz de Veiga, mucho más pequeña de Couso, permite una vista privilegiada del valle de Limia. Todos sus habitantes eran miembros de la misma familia y en el año 850 albergaba un convento dedicado a San Benito. Sus dos últimos habitantes la dejaron en el año 2004 y actualmente está integrando sus seis casas dedicadas al turismo rural: habitaciones, departamentos, centro social y restaurante.

Te puede interesar

2 comentarios

  1.   Diana dijo

    me parece muy interesante esta iniciativa. Lo más positivo es que además de ofrecer una estancia en un ambiente de relax, se incentiven otras actividades como las rutas de senderismo, restauración, rehabilitación del horno de leña…ES necesario crear valor añadido

  2.   Fran Guerrero dijo

    Soy astrofísico. Desarrollo mi trabajo a través de Internet; Y estoy buscando desesperadamente una vida eremita en alguna aldea rural deshabitada o con menos de 10 habitantes, en plena naturaleza y preferiblemente por alguna zona de alta montaña, con mucho verde, árboles y ambiente místico. Desde siempre me ha interesado éste tipo de vida eremita porque me permite desarrollar mi trabajo en paz, concentración y con un trasfondo espiritual en absoluto ajeno a mi cosmovisión vital. Si alguien pudiese ofrecerme algo así, por favor le rogaría tuviese a bien contactarme lo antes posible para poder trasladar mi residencia. A cambio estaría dispuesto a aportar ayuda económica a la comarca para poder gozar de ese entorno de paz que tanto necesito para poder desarrollar mi trabajo intelectual. Especial predilección tengo por la comarca de LOS OSCOS, Asturias. En caso de que pudiesen ayudarme, por favor dirijan un e-mail a ondeong@yahoo.es . Gracias.

Escribe un comentario