0

Laguna de Antela, el humedal perdido

Publicado por el .

La laguna de Antela (en gallego Lagoa de Antela), situada a 615 metros de altitud en la comarca de la Limia, en el centro de la provincia gallega de Ourense, fue uno de los humedales de mayor extensión de la península Ibérica, con 7 kilómetros de largo y 6 kilómetros de ancho y una profundidad media de 60 centímetros que en algunas pozas llegaba incluso a los 3 metros.

Abarcaba terrenos situados en los municipios de Sandiás, Sarreaus, Vilar de Barrio, Ginzo de Limia y Junquera de Ambía. Y si hablamos en tiempo pasado es porque la laguna fue desecada, lo que dio lugar a la pérdida de una gran riqueza biológica, en particular las miles de aves acuáticas que la utilizaban durante todo el año.

Los trabajos de desecación comenzaron en septiembre de 1958, y a principios de los 70 la laguna ya no era más que un recuerdo; las autoridades procedieron al reparto de parcelas entre colonos, y los humedales dieron paso a enormes extensiones con cultivos de patatas y areeiras. Luego, a partir de 1972, se dio comienzo a la extracción de arena para la construcción.

Los daños ecológicos que surgieron de la pérdida de la laguna fueron enormes, y ahora la Xunta de Galicia tiene en marcha un proyecto para la recuperación parcial de la antigua laguna, en un intento por restituir las riquezas naturales de la región. Para empezar se está tratando de recuperar las charcas de las areneras abandonadas.

Aquella mítica laguna había inspirado leyendas heroicas, como la que contaba que en el fondo de la laguna yacía la ciudad de Antioquía, inundada como castigo divino por haber adorado al gallo.

Foto Vía: Flickr por Capitán Limao

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario