0

El Castillo de los Sarmiento

Publicado por el .

La villa de Ribadavia, que ya visitamos en estas páginas, nos vuelve a sorprender: hay novedades en el Castillo de los Sarmiento, una de las joyas que guarda esta preciosa localidad.

castillo-sarmientos

El castillo medieval de Los Condes

Este castillo, monumento emblemático de Ribadavia, forma parte de un conjunto histórico, un típico entramado de callecitas medievales donde se encuentra el Barrio Judío, museos e iglesias.  Perteneció a los Condes de Ribadavia y fue construido en el siglo XV.

Guarda en su interior un secreto que ahora los turistas podrán conocer: una necrópolis, con las tumbas excavadas en la piedra, que es por lo menos del siglo IX.

Cuentan los historiadores que debió ser una de las mayores fortalezas medievales de Galicia y sobre su entrada principal campean los escudos de los Sarmiento y Fajardo. Asentado sobre un pequeño promontorio a orillas del río Avia, sus orígenes se remontan a la época pre-románica y seguramente esa posición estratégica le permitía dominar desde la altura buena parte de la comarca.

El lugar estuvo ocupado hasta el siglo XV por la capilla prerrománica de San Xés de Francelos a la que pertenecen estos sepulcros, alrededor de una docena, labrados en la roca viva.

Actualmente en el auditorio del castillo se realizan habitualmente actividades culturales, y la propia fortaleza medieval es sede de la Oficina de Turismo, el Centro Sefardí, y en él se realiza la famosa Fiesta de la Historia.

Ahora la necrópolis se puede recorrer con la guía de estudiantes universitarios, y las obras de restauración continuarán hasta poner el castillo en forma para todos sus visitantes: recuperación de elementos originales, excavación del jardín de la calle Tomás de Lemos, y recuperación de un baluarte descubierto en el año 2007.

Y para seguir a tono con la historia, recomendamos degustar un buen vino del Ribeiro, alabado desde tiempos inmemoriales, del que ya hablamos también absolutourense.com

Foto: vía Flickr

Te puede interesar


Escribe un comentario